Instituciones importantes para la cooperación ambiental en la Frontera Sur de México

Para atender y apoyar los temas ambientales en la región, en cada uno de los países existen instituciones que trabajan para preservar, proteger y mejorar el medio ambiente y aprovechar sustentablemente los recursos compartidos, con el objetivo de aumentar el bienestar de sus respectivas poblaciones, a través de iniciativas estratégicas, proyectos sustentables y solución conjunta de problemáticas.
Entre estas instituciones destacan la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) Sur y los Ministerios de Medio Ambiente tanto de Guatemala como Belice. 
 
Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) Frontera Sur
En la Frontera Sur existen dos Comisiones Internacionales que actúan en forma independiente una de la otra. Por una parte, existe la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Guatemala, que se conforma por una Sección Mexicana y una Sección Guatemalteca; por otra parte, está la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Belice, conformada por una Sección Mexicana y una Sección Beliceña.
Cada una de las mencionadas Comisiones es un organismo internacional que formula recomendaciones a los Gobiernos de México y Guatemala, o en su caso, a los Gobiernos de México y Belice, para la solución de asuntos bilaterales en materia de límites y aguas. De manera interna, la Sección Mexicana de la Comisiones Internacionales de Límites y Aguas México-Guatemala y México-Belice está constituida como órgano desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y representa al Gobierno de México ante cada una de dichas Comisiones Internacionales.
Sección Mexicana de la CILA
Antecedentes CILA frontera sur de México. La Sección Mexicana de CILA Sur es creada como órgano desconcentrado de la SRE por la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal del 29 de diciembre de 1976. En su Artículo 17 establece que, para la más eficaz atención y eficiente despacho de los asuntos de su competencia, las Secretarías de Estado podrán contar con órganos administrativos desconcentrados que les estarán jerárquicamente subordinados y tendrán facultades específicas para resolver sobre la materia y dentro del ámbito territorial que se determine.
La SRE consideró conveniente crear a las Secciones Mexicanas de las Comisiones Internacionales de Límites y Aguas México-Estados Unidos y México-Guatemala como órganos desconcentrados de la misma, en el reglamento interior publicado en el Diario Oficial de la Federación el 12 de enero de 1984.
Funciones. De acuerdo al Reglamento Interior de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), corresponde a cada una de las secciones de la CILA:
 
I. Cumplir con las políticas, lineamientos y disposiciones que le hagan llegar las unidades administrativas, jerárquicamente superiores, competentes en la materia;
II. Vigilar el cumplimiento de los tratados internacionales celebrados por México, relacionados con los límites y aguas internacionales;
III. Participar en las negociaciones diplomáticas para la firma de acuerdos internacionales sobre la materia, en coordinación con las unidades administrativas competentes de la Secretaría;
IV. Atender los asuntos de límites y aguas internacionales en las fronteras de la República Mexicana;
V. Operar y mantener presas, estaciones hidrométricas y otras obras internacionales a cargo del gobierno mexicano en las fronteras, en coordinación con otras dependencias federales o estatales que tengan atribuciones en estas materias;
VI. Contabilizar el agua por medio de estaciones hidrométricas, con el fin de efectuar la distribución de las aguas asignadas por los acuerdos y tratados internacionales vigentes en la materia, sin perjuicio de las atribuciones que correspondan a otras dependencias y entidades de la Administración Pública Federal;
VII. Planear, organizar, coordinar, dirigir y controlar las labores de las unidades administrativas adscritas a la Sección mexicana;
VIII. Llevar a cabo el control y actualización de los expedientes y documentos relativos a las actividades que desempeñen la Comisión y las unidades administrativas que se le adscriban;
IX. Participar en los asuntos de medio ambiente en las fronteras de la República Mexicana, en coordinación con otras dependencias federales o estatales que tengan atribuciones en esta materia, y;
X. Realizar las demás atribuciones que las disposiciones legales confieran a la Secretaría, que sean afines a las señaladas en las fracciones anteriores y que le encomiende el Secretario.
 
Para llevar a cabo las funciones correspondientes, CILA Sur se divide en una Comisión México-Guatemala y una Comisión México-Belice.
 
   
Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas México-Guatemala

 
 
Las funciones que desarrolla la Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Guatemala encuentran su antecedente más remoto en la ley del 23 de febrero de 1861, en la que se encomienda a la Secretaría de Relaciones Exteriores lo relativo a los límites de la República.
Después de años de negociaciones entre México y Guatemala, el 27 de septiembre de 1882 se firmó el Tratado de Límites, el cual, en su artículo IV, estableció que para trazar la línea divisoria con la precisión debida en mapas fehacientes y establecer sobre el terreno monumentos que pusieran a la vista los límites de ambos países, según quedaron descritos en el propio tratado, cada uno de los dos gobiernos nombraría una Comisión científica para que actuaran de común acuerdo. Asimismo, se señala que el resultado de los trabajos convenido por las Comisiones, se consideraría parte del tratado. En el caso mexicano la comisión se denominó "Comisión Mexicana de Límites".
El 2 de abril de 1899, se firmó la carta general internacional de la línea divisoria entre México y Guatemala, donde se registró la información obtenida en el terreno, con lo que, aunado al canje de datos relativos efectuado el 3 de mayo del mismo año, se tuvo por cumplido en todas sus partes el Tratado de Límites del 27 de septiembre de 1882 y el protocolo respectivo del 14 de septiembre de 1883. Por tal motivo, el Gobierno mexicano tuvo a bien declarar concluidos los trabajos de la "Comisión Internacional de Límites entre México y Guatemala" el 20 de mayo de 1899.
Sin embargo, no fue hasta 1958 cuando el Gobierno mexicano integró una Comisión de Límites con Guatemala como su representante en la Comisión de ingenieros del río Suchiate y reiteró la propuesta efectuada al Gobierno guatemalteco en 1955, de crear la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre ambos países, que tendría una competencia más amplia.
En 1961 se creó la Comisión Internacional de Límites y Aguas, como consecuencia inmediata de las recomendaciones de la reunión internacional de ingenieros de México y de Guatemala llevada a cabo del 20 al 24 de febrero de ese mismo año.
Así, la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Guatemala fue creada por Canje de Notas Diplomáticas fechadas el 9 de noviembre y 21 de diciembre de 1961, quedando formalmente instalada el 1º de agosto de 1962, mediante el Acta de inauguración celebrada en la Ciudad de Tapachula, Chiapas.
El Tratado para fortalecer a la Comisión Internacional de Límites y Aguas firmado el 17 de julio de 1990, fue aprobado por el H. Congreso de la Unión y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 15 de agosto de 1991. El 5 de marzo del año 2003 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto Promulgatorio de dicho Tratado, con lo cual ha entrado en vigor en los Estados Unidos Mexicanos. Por su parte, el 27 de septiembre del año 2002, se publicó en el Diario Oficial de Guatemala el Decreto Número 54-2002, que aprobó el Tratado, mismo que ha entrado en vigor en la República de Guatemala.
Entre las actividades que regula esta CILA destacan:

  • La brecha fronteriza internacional entre México y Guatemala.
  • La construcción de monumentos limítrofes internacionales intermedios en la línea divisoria internacional terrestre entre México y Guatemala.
  • El mantenimiento preventivo a los monumentos limítrofes internacionales entre México y Guatemala.

Sección Internacional de la Comisión Internacional de Límites y Aguas México – Belice
La cuestión de límites entre México y Belice da inicio cuando ese país era Colonia Británica. Después de seis años de negociaciones entre México y el Reino Unido, se firmó el Tratado Spencer-Mariscal, mismo en el que México cedió a sus derechos de soberanía sobre Belice. Dicho tratado dio lugar al Tratado de Límites firmado el 8 de julio de 1893 con el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda, en el que se establecieron los límites de nuestro país y la entonces Colonia llamada Honduras Británica.
En el mencionado Tratado de Límites de 1893 no se estableció Comisión alguna que efectuara el trabajo del trazo de la línea divisoria en mapas fehacientes o que estableciera en el terreno monumentos que señalaran los límites de México y la entonces Honduras Británica.
El 7 de abril de 1897- se firmó la Convención Complementaria del Tratado del 8 de julio de 1893, con la finalidad de asegurar la libre navegación de los buques de la marina mercante en las aguas territoriales de Honduras Británica, en la Bahía de Chetumal.
Las funciones que desarrolla la Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Belice, encuentran su antecedente en el Acuerdo mediante el cual se creó la Comisión Binacional México-Belice de Límites y Cooperación Fronteriza, celebrado mediante Canje de Notas, fechadas en la Ciudad de México, el 15 de abril de 1991. Posteriormente, mediante Canje de Notas de fechas 6 de julio y noviembre de 1993, los gobiernos de México y Belice convinieron en extinguir dicha Comisión Binacional y crear en su lugar a la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Belice.
Las principales actividades que desarrolla la CILA México-Belice están orientadas a vigilar la operación y el mantenimiento de las estaciones internacionales hidroclimatológicas y de calidad del agua en el Río Hondo y el Arroyo Azul.
Actualmente, la CILA México-Belice tiene a su cargo la operación y mantenimiento de 3 estaciones hidroclimatológicas, cuya función principal es medir la cantidad de agua que escurre diariamente y obtener datos climatológicos como temperatura, precipitación, evaporación, dirección del viento y humedad relativa.
Las tres estaciones internacionales hidroclimatológicas y de calidad del agua en el río Hondo y el arroyo Azul se encuentran ubicadas de la siguiente manera:
 

  1. "La Unión I", sobre el arroyo Azul, aproximadamente a un kilómetro aguas arriba del poblado La Unión, Quintana Roo, México.
  2. "La Unión II", sobre el río Hondo, aproximadamente a ochocientos metros aguas abajo de la confluencia del río Bravo con el arroyo Azul.
  3. "Juan Sarabia", sobre el río Hondo, aproximadamente a veinticinco kilómetros de su desembocadura en la Bahía de Chetumal, frente al poblado Juan Sarabia, Quintana Roo, México.

Información tomada del sitio electrónico de la CILA Sur. Para mayor información se sugiere consultar: http://portal.sre.gob.mx/cilasur/

Modificado: Mié, 2014-01-08 17:50